www.cgtbankia.com / cgtbankia@gmail.com /96.394.33.07 / 91.070.75.18
www.cgtbankia.com / cgtbankia@gmail.com /96.394.33.07 / 91.070.75.18

Oficinas ágiles: La otra realidad

En 2014 arrancó de lleno el proyecto de oficinas ágiles, con la salvedad de las que iniciaron su andadura en plan piloto hace algún tiempo.

El primer problema surgió con la voluntariedad para cubrir los puestos necesarios, que en un gran número de casos se convirtió en obligatoriedad o en traslados forzosos y lejanos, ante la negativa de algunos compañeros.

Superado este trámite y cuando algunas llevan ya funcionando el tiempo suficiente para hacer valoraciones, vemos la otra cara de la realidad.

Se trata de un proyecto que arranca desde la alta dirección como muy importante, o al menos es el mensaje que nos hacen llegar. Pero la realidad es que parece que no todos los Directores de Zona le dan la misma importancia. Tal vez porque las oficinas ágiles no generan el negocio que les permita salir en la foto.

Se trata de un proyecto que pretende aliviar de cargas administrativas a las oficinas perimetrales. Pero la realidad es que algunos Directores de Oficina creen que son suboficinas a su exclusivo servicio. Tal vez porque no soportan la cada vez más asfixiante presión de sus superiores jerárquicos.

Se trata de un proyecto que exige una ampliación de horario importante que prácticamente nadie quería. Pero la realidad es que después de la aceptación, todavía es mayor el exceso de horas, ya que en algunas oficinas, se ha reducido la plantilla en apenas unos meses lo que conlleva hacer malabares con los diferentes horarios de entrada, o de comidas, entre los compañeros cada vez que alguien se va de vacaciones, o tiene médico, o algún otro incidente personal o familiar.

Se trata de un proyecto que pretende que el cliente esté atendido en menos de 3 minutos desde que entra en la oficina. Pero la realidad es que en esos escasos tres minutos se ha de atender al cliente, derivar las operaciones que lo permitan a los puestos automáticos y aprovechar para mirar la ficha del cliente e intentar venderle cualquier producto que le permita ampliar su vinculación y  volver a su oficina de procedencia.

Se trata de un proyecto en el que muchos de los empleados lo son desde hace muchos años, con amplia experiencia a sus espaldas y con unas valoraciones acordes con su función. Pero la realidad es que el colectivo de oficinas ágiles ha sido probablemente el más castigado en la Valoración del perfil profesional.

Todo esto lleva a los siguientes mensajes, dirigidos a todos los involucrados, que somos todos, desde el Presidente hasta el último empleado.

Al Sr. Presidente. Si realmente es tan importante este proyecto, haga que se cumplan los motivos para los que fue creado, a menos que solamente encubra un cambio generalizado de horario en un futuro cercano.

A los señores Directores Territoriales y Zonas. Respeten las instrucciones que llegan desde la Dirección y no trasladen su posible desacuerdo a las valoraciones que han realizado de sus profesionales.

A los Directores de oficina. Las oficinas ágiles han absorbido el trabajo de 4 ó 5 perimetrales, en el mejor de los casos, cada una con la peculiaridad de sus clientes y sus normas internas de trabajo. Ayuden a que las normas se cumplan, reeducando a sus clientes, a los que ustedes conocen mejor que nadie. Cuando algún cliente se molesta porque acude sin su DNI, sin el soporte de su cuenta o a retirar cantidades elevadas sin previo aviso pónganse en nuestro lugar en vez de poner el grito en el cielo. Algunas oficinas ágiles, por su ubicación reciben una múltiple tipología de clientes. El que tiene una gran cultura financiera, el que no sabe prácticamente escribir, el prepotente, el sumiso, el segmento más joven, el más anciano, el que grita, el que no entiende, el que no se asea correctamente, el que está enfadado por el cambio porque no puede acudir a su oficina de toda la vida…  y en las oficinas ágiles hay que adaptarse a cada uno de ellos, no lo olviden, en menos 3 minutos.

Al resto de compañeros que realizan las tareas comerciales en las oficinas de asesoramiento. Preguntad primero a los clientes lo que quieren. Muchas veces son operativas que no se pueden realizar más que en la oficina gestora, pero ni siquiera se les ha preguntado y hay que redirigirlos nuevamente a su oficina, con el consiguiente y justificado enfado de los clientes. No os dejéis contaminar por la presión, no olvidéis que seguimos siendo vuestros compañeros, que muchos no hemos elegido esta opción y que no somos responsables de la situación. Hacemos el trabajo que se nos ha pedido, para que vosotros podáis realizar el vuestro.

 

TODOS QUEREMOS QUE ESTO FUNCIONE. UN POCO DE RESPETO, POR FAVOR.

 

Carta remitida por una compañera que presta servicio en una oficina ágil.

 

 

Escrito a Defensor del Pueblo. CONTROL HORARIO

Calendario Laboral​

QUIENES SOMOS

DOCUMENTACION

Siempre hay momento para el humor aunque sea en las peores circunstancias.

Pincha en la imagen inferior.

 

Contador de Visitas